¿Problemas De Estreñimiento?

ESTREÑIMIENTO, UN SERIO PROBLEMA ACTUAL

Influyen alteraciones en el intestino, en esfínteres y a nivel psicológico que se suelen desconocer.

Las dificultades para la deposición o la ausencia prolongada de ella son problemas que afectan a cerca del 14% de la población. Y se ha demostrado que en personas mayores estas alteraciones que caen bajo la denominación genérica de estreñimiento alcanzan a padecerlas la mitad; aunque parece un trastorno menor, fácil de combatir, lo cierto es que el estreñimiento, sobre todo el crónico (de larga duración), es una enfermedad que por sus características y complicaciones puede exigir manejo especializado y una buena dosis de conocimiento para evitar errores al enfrentarlo.

¿Qué es el estreñimiento?

No es solo la ausencia de deposición, como se cree. Se dice que una persona tiene estreñimiento cuando presenta dos o más de los siguientes síntomas: esfuerzo exagerado para evacuar; deposiciones duras (como terrones) o en forma de esferas pequeñas; sensación de evacuación incompleta (quedar con ganas); percepción de que algo obstruye la deposición; necesidad de extracción mecánica de la materia fecal y menos de tres deposiciones por semana.

¿Entonces, la deposición no debe ser diaria?

No necesariamente. Incluso, si hay deposiciones todos los días, pero se acompañan de alguna de las molestias antes descritas, también existe. Por el contrario, tres deposiciones a la semana es una frecuencia normal si están libres de otros síntomas.

¿Qué tipos de estreñimiento hay?

El estreñimiento puede ser primario por alteraciones en el colon, en el recto o en el ano o secundario, cuando es consecuencia de otras enfermedades.

¿Por qué se produce?

En algunos casos se debe a una disminución en los movimientos del colon (inercia colónica por trastornos neurológicos); en otros a que, en la deposición, el esfínter rectal no se abre, sino que se cierra, paradójicamente (disinergia del piso pélvico) y hay un tercer grupo en el que el colon tiene buen movimiento, hay deposiciones diarias, pero acompañadas de esfuerzo.

¿Y qué tienen que ver las emociones?

La evidencia demuestra que los factores psicológicos y emocionales son determinantes importantes en la aparición, perpetuación y severidad del estreñimiento en todos los casos anteriores. Es lo que se llama el “cerebro–intestino”. De ahí que la intervención a ese nivel es muy importante a la hora del tratamiento.